Somos cómplices de un destino en común ,
tu mi amante mi dulce amigo
que llenas mis vacíos de nostalgias y silencios.
Espero aquí ,en nuestro lecho que regreses con tus besos,
cada noche bajo la luna
sentir los deseos que nuestro cuerpo piden a gritos
de ser tiernamente complacidos.
Mi amante , mi amigo somos el juego de un amor prohibido ,
y vale la pena vivirlo

 

Nemesis

 

Anuncios